Reforzar las defensas en tiempos de COVID

Siempre es interesante y necesario mantener nuestras defensas «en forma», pero más si cabe en elemento que vivimos actualmente.

Conseguir una buena forma física a través del ejercicio, un buen descanso y una buena alimentación son la clave para conseguir un buen funcionamiento del sistema inmune.

En cuanto a la alimentación, se recomienda una dieta equilibrada que proporcione adecuados aportes de vitamina D, vitamina B12, vitamina C, hierro y zinc.

  • Vitamina D: Su principal fuente es a través de la exposición solar. Además los alimentos ricos en vitamina D son: productos lácteos, pescados azules y grasos (caballa, salmón, atún o sardinas), hígado de vacuno, huevo, setas, champiñones y hongos así como bebidas de soja o avena.
  • Vitamina B12: Huevos y productos lácteos, jalea real, hígado (cordero, pollo, ternera, cerdo), sardinas en aceite, salmón, caballa, mejillones, almejas y jamón serrano.
  • Vitamina C: Pimiento rojo, brócoli, kiwi, fresas, calabaza, coles de Bruselas y espinacas.
  • Hierro: Almejas, berberechos, espinacas, mejillones, levadura de cerveza y carnes rojas.
  • Zinc: Hígado, mejillones, carnes rojas, queso y copos de avena.

Si nos es complicado llevar una buena alimentación, equilibrada y variada, sería recomendable el consejo médico o de un especialista en nutrición por si fuese necesario algún complejo vitamínico para paliar cualquier déficit.

En la oficina de farmacia contamos con muchos productos para el aporte de vitaminas y minerales para todos aquellos que requieran una suplementación. Si tienes cualquier pregunta, no dudes en ponerte en contacto con nosotros y te la resolveremos.