Después de un primer artículo hablando sobre los piojos (enlace al artículo) y una aproximación a todo lo relacionado con la infestación por los mismos, toca el momento de “combatirlos”.

Debido al gran surtido de productos para el tratamiento y eliminación de los piojos, nos centraremos en los más importantes y que han demostrado totalmente su eficacia.

1.- PERMETRINA. Una archiconocida sustancia química sintética usada como insecticida, acaricida y repelente de insectos, perteneciente a la familia de los piretroides. Es segura y eficaz si se utiliza en la forma indicada. Su capacidad le permite eliminar los piojos vivos pero no las liendres, por lo que se necesita un segundo tratamiento a los 7-10 días después de haberlo administrado en primer lugar, con el fin de eliminar aquellas liendres que hubieran resistido y “pillarlas” una vez eclosionadas.

Es el pediculicida de elección según la Organización Mundial de la Salud (OMS), y algunos productos lo combinan con butóxido de piperonilo con el fin de potenciar su efecto.

Se puede utilizar en embarazadas, mujeres lactantes y en niños mayores de dos años.

El mayor problema que nos encontramos con la permetrina es que su utilización indebida en individuos no infestados (o la utilización equivocada como preventivo) ha provocado que existan, cada vez más, piojos resistentes a la misma, con lo que el tratamiento pierde toda su efectividad.

2.- SILICONAS (Dimeticona y Ciclometicona). Tienen una acción física que consiste en recubrir los piojos interfiriendo en su equilibrio acuoso y provocando su asfixia; básicamente los mata “ahogándolos”. Debido a este mecanismo de acción la aparición de resistencias es realmente muy difícil.

Al igual que el tratamiento anterior, se debe repetir la aplicación a los 7-10 días.

Es un tratamiento eficaz y seguro, libre de insecticidas y que es mucho menos irritante para el cuero cabelludo. Se puede utilizar en embarazadas, mujeres lactantes y niños mayores de 2 años.

3.- ALCOHOL BENCÍLICO. Se trata de un principio activo que es la novedad de los últimos años en la lucha contra los piojos. Su función es una sinergia entre el propio alcohol y su combinación con el aceite mineral. El alcohol bencílico impide que los piojos cierren sus espiráculos respiratorios, facilitando la entrada del aceite mineral, que los obstruye y provoca la asfixia de los piojos. Se ha comprobado que, de esta forma, los espiráculos quedan completamente cerrados, por lo que impide la recuperación de los piojos, frente a otros productos que lo realizan de forma temporal. Se recomienda, de todas formas, realizar una nueva aplicación pasados 7-10 días.

Además, otra de sus ventajas, es que los piojos no pueden adaptarse a este tratamiento y evitamos la formación de resistencias.

Carece de insecticidas, es apta para pieles sensibles y se puede aplicar en niños a partir de 1 año (incluso la FDA americana lo autoriza a mayores de 6 meses).

Ahora también es necesario seguir una serie de recomendaciones para su correcta aplicación:

  • Se aconseja su aplicación en la bañera, ya que están más entretenidos jugando y es más fácil el aclarado.
  • Si alguien tiene piojos, aspirar sofás y peluches, lavar sábanas y toallas a 60 ºC.
  • Utilizar SIEMPRE una lendrera, con cualquier tratamiento, para arrastrar piojos y liendres. Cuanto más se use, mejor.
  • Se deben revisar las cabezas del resto de la familia y, en el caso de no estar infestados, utilizar un spray repelente para evitar el contagio. Además de utilizarlo en el niño una vez haya finalizado en el tratamiento, para evitar una futura infestación.
  • Se deben de leer correctamente las instrucciones e informarse en la farmacia de su correcto modo de empleo.
  • Nunca utilizar el secador.
  • Repetir la aplicación, en cualquiera de los tratamientos, a los 7-10 días. Mientras tanto, se aconseja seguir pasando la lendrera a diario.

Para resumir respecto a los tratamientos y las edades de aplicación, a continuación haremos un pequeño repaso:

 

Edad o perfil del afectado Tratamiento recomendado
Niños menores de 1 año Eliminación manual con LENDRERA
Niños mayores entre 1 y 2 años Alcohol bencílico
Niños mayores de 2 años Alcohol bencílico, siliconas o permetrina.
Pieles atópicas o sensibles, asmáticos Alcohol bencílico o siliconas.
Embarazadas o mujeres lactantes Alcohol bencílico o siliconas.

 

Bibliografía:

https://www.cdc.gov/parasites/lice/head/es/tratamiento.html

https://www.osakidetza.euskadi.eus/contenidos/informacion/cevime_infac/eu_miez/adjuntos/infac_v19_n2.pdf

http://boticariagarcia.com/como-matar-piojos